Navigation Menu+

Los vinos

Posted on Feb 6, 2016 by in Bebidas

Todas las frutas con alto contenido de azúcares, bien sea glucosa o fructuosa pueden someterse a fermentación y generar deliciosos y variados vinos. Los de mayor contenido de azúcares son los apropiados para la elaboración de vinos. Los procedimientos habituales de vinificación están basados en la uva o los vid y se fundamentan en una fermetación pura y simple de los frutos.

Los tipos de vinos y sus propiedades

Entre los tipos de vinos se conocen los vinos simples o corrientes, los vinos secos o dulces y los espumosos  o de agujas y cada uno ellos según sea su procedimiento de preparación se clasifican en otra etapa adicional.

En el caso de los vinos corrientes o simples se puede decir que son los que se elaboran sin procedimientos o aditivos propios de los vinos especiales.

Tintos, blancos o rosados

Los vinos tintos, vinos rosados y los vinos ligeros, los primeros se caracterizan por el sabor seco y varían según sea su astringencia y densidad. Los rosados se diferencian por el porcentaje relativo de dulzura  mientras que los ligeros suelen ser afrutados y sin envejecimiento del líquido.

Los vinos secos

En cuanto al vinos Secos , dulce o Generoso, se puede caracterizar por poseer un grado alcohólico mayor a los corrientes, añejado y además elaborados con metódos específicos y particulares. Y los Vinos espumosos o de agujas  que su característica particular se basa en su alto contenido de anhídrido carbonico generado en el proceso de fermentación. En ellos se lleva a cabo una segunda fermentación alcohólica, que repercutirá en la calidad del vino según sea el tipo de envase.

Entre los métodos usados para la elaboración de vinos se maneja el de la fermentación pura y simple, por adición de aguardiente y azúcar o con solo adición de miel. Una de las diferencias entre los vinos de uva y los de otras frutas es que el primero posee mayor proporción de ácido tartárico y los segundos de ácido málico, además los vinos de otras frutas carecen de coloración o poseen colores de baja intensidad. En la producción de vinos con frutas diferentes a las uvas se utilizan zarzamoras, moras y cerezas negras para proporcionarles colores llamativos y tentadores  al vino.

Los aditivos esenciales en la elaboración de vinos se conocen los azúcares y las levaduras. Es muy importante seleccionar los frutos a emplear para su elaboración, pues se debe garantizar que no sean frutos en estado próximos o en putrefacción, además de ser lavadas con sumo cuidado. En el caso de frutas pequeñas como las moras estas deben ser lavadas en tamices o coladores para evitar o diezmar las pérdidas por lavado. Los utensilios deben ser de preferencias de acero inoxidable y todos los utensilios y envases deben ser esterilizados.

vino de aguja

Es el que contiene anhídrido carbónico producido en su seno, originado por una segunda fermentación alcohólica en un envase cerrado. Dependiendo del tipo de envase en el que se haga esta segunda fermentación variará la calidad del vino.

Cómo elaborar vinos caseros

El procedimiento es sencillo, pero debemos considerar la siguiente regla empírica útil en la estimación del grado alcohólico, el cual afirma que 20 gramos de azúcar producirá un 1 % en volumen de alcohol. Es necesario conocer la composición de azucares bien sea de sacarosa o fructosa de las frutas empleadas y considerar que ésta variará en base a la maduración, variedad y clima.  Conocido lo anterior el proceso de elaboración consiste en el licuado de frutas, adición de aditivos y preservativos, su cocción, fermentación, maduración, destilado y  clarificación. Por último el envasado o embotellado, el pasteurizado, sellado, etiquetado y almacenamiento.