Navigation Menu+

Gelatinas con estilo

Posted on Mar 12, 2016 by in Postres

Las gelatinas son el postre ideal para decorar las mesas además es una alternativa económica para agasajar a  los huéspedes de nuestras celebraciones.

Aplicando una pizca de creatividad  podremos ofrecer variedad de recetas cuyo ingrediente principal es: la gelatina.

En este momento presentare dos recetas prácticas,  económicas y muy tentadoras a realizar.

Cubos de gelatina en mosaico

¿Qué necesitamos?

5 sobres de gelatinas de colores variados, recomiendo colores primarios: amarillo, azul y rojo además del verde, naranja o violeta.

2 sobres de gelatinas sin sabor y sin color.

Azúcar al gusto.

Una taza de leche.

Aceite vegetal para barnizar los moldes y realizar un fácil desmoldado.

Un refrigerador.

Una bandeja para servir y decorar.

Un molde para Gelatinas. Pueden emplearse replicas de flores, anillos circunscritos o  cuñas , bien sea en materiales de plástico, silicón o metalizados como el acero inoxidable.

Espátulas anchas y angostas.

5 moldes de 5 cm de profundidad en forma rectangular .

Cucharas plásticas.

Para prepararla  tomaremos en cuenta el factor tiempo, junto a una dosis de paciencia, ya que esta peculiar y colorida receta se realizará por etapas basadas en la refrigeración de varías capas de gelatina.

Primero:

Preparemos cada uno de los sobres de gelatina de sabores y colores diversos, llevando a cabo las sugerencias del instructivo de preparación, basadas en disolver cada uno de los sobres de cada sabor y color en una taza y media de agua tibia,  a continuación diluir 2 cucharadas de gelatina sin sabor hasta completar la disolución y agregar una taza de agua fría. Verificar el sabor y según sea su preferencia agregar azúcar adicional. Una vez bien agitada, preparar los moldes secándolos previamente para luego lubricar con aceite vegetal por cada una de sus partes. Verter en los moldes rectangulares. Un molde por color y sabor. Dejar en reposo y aguardar hasta atemperar para luego llevar a refrigeración durante diez a quince minutos. Tiempo suficiente para que cada color y sabor a moldear cuaje.

Una vez refrigerada, retirar de la nevera y con la espátula ayudar a desmoldarse de los costados, al hacerlo realizar cortes paralelos a cada lado del molde hasta forma un cuadriculado en el interior del molde. Colocar una tapa sobre él y voltear hasta desmoldar todos los cubos de gelatinas de color. Colocar cada color y sabor en un bol  diferente y disponer de ellos para el siguiente paso.

Segundo:

Calentar la taza de leche al gusto. Al mismo tiempo calentar una de taza de agua y diluir en ella tres cucharadas de gelatina sin sabor  y sin color. Remover hasta disolver para agregar media taza de agua fría. Una vez atemperada verter en la leche. Agregar un chorrito de vainilla al gusto. Remover y enfriar durante diez minutos. Tomar el molde en forma de rosa, o de discos concéntricos o de cuña, secarlos muy bien para luego barnizar las paredes con  aceite vegetal . Luego colocar en él los cubos de colores según el agrado de quien prepara. Recomiendo por sectores de colores.

Finalmente verter La gelatina de leche en el molde. Refrigerar por espacio de una hora y media, luego desmoldar con sumo cuidado sobre una bandeja. Decorar con restos de cubos de gelatina y/o gomitas de azúcar.

giant-rubber-bear-1183393_640