Sí, eso mismo. Lo que acaban de leer. Es así, como presentaré la siguiente receta. Corresponde a uno de los pasapalos más degustados y vendidos en Venezuela. Durante muchos años ha formado parte de los desayunos y cenas de sus habitantes y por supuesto, deseamos que continué siendo parte esencial de las comidas diarias del venezolano.
Su relleno, forma y tamaño varía también, de acuerdo a la región en donde se vende, pudiéndose encontrar empanadas de chipi- chipi, cazón, mojito y hasta de atún en zonas costeras como las del estado Sucre o Falcón. En las regiones andinas, como Mérida, Táchira y Trujillo suelen conseguirse las peculiares empanadas de caraota, papa con queso, queso y/o jamón curado, pollo o carne de res mechada, guisada o molida. En los últimos años también ha surgido una deliciosa variante producto de la empanada y del pabellón criollo, plato típico de Venezuela. Se le conoce a esta unión como empanada de pabellón.
Este pasapalo, entrada o abrebocas es una de las comidas más lucrativas del país. Son docenas y hasta miles las personas dedicadas a la preparación de tan deliciosas y deseadas empanadas. Suelen servirse acompañadas de salsas. Las personas suelen preferir aquellos puntos de venta en donde se disfrute de mayor variedad de salsas. Las más populares son : las salsas de ajo, las salsas de queso, las de barbacoa, las de maíz, las de picante, la de crémor tartará, de tomate , mayonesa y hasta mostaza.
Es muy común visitar personas emprendedoras fuera del territorio Venezolano y descubrir que han hecho de la gastronomía Venezolana, negocios respetados y prósperos que junto con la sonrisa y alegría propia de su gente abre caminos y puertas a nuevos comensales.

Empanadas de Carne Mechada

Ingredientes:

1 kg de harina de maíz precocida
Agua a temperatura ambiente
Sal
Carnes de res para desmechar
Aceite vegetal o de soya
3 tomates grandes
2 cebollas medianas
1 pimentón rojo
3 dientes de ajo
1 Cubitos de res
Oregano y pimienta al gusto

¿Cómo Preparar una práctica empanada para la merienda de nuestros muchachos?

Primero dediquémonos a preparar el guiso. Siéntase libre de sazonarlo a su gusto con la pimienta, orégano y cubito, sin embargo, les menciono que debemos sofreír la carne, previamente lavada, cocida hasta ablandar y desmechada junto con el ajo, la cebolla y el pimentón, picados en trozos muy pequeños. Remover y un par de minutos después adicionar el tomate, pelado y picado. En este punto si se desea puede agregar una cucharada de pasta de tomate para mejorar la consistencia del guiso. Remover y verter una taza de agua. No debe estar excesivamente líquido porque se derramaría al colocarlo como relleno.
Preparado el guiso dejar en reposo.
En un bol aparte se vierte cierta porción de agua con sal al gusto (en algunos lugares es común adicionarle azúcar a la masa en lugar de sal o ambas al mismo tiempo) y se va adicionando poco a poco la harina de maíz cocina, amasando y esperando hasta que se hidrate la misma. Siendo necesario agregar más cantidad de agua si aún no se alcanza suavidad en la masa.
Preparada la masa, se extiende en una superficie plástica, fácil de voltear y modelar en su forma respectiva luego de colocar en ella el guisado como relleno. Las orillas deben ser presionadas para evitar que estas se abran. Luego se Fríe en un caldero con aceite abundante y bien caliente.
Si deseamos preparar otro tipo de empanadas bastará con ser creativos en su relleno y así tendríamos una gran variedad para nuestras meriendas.
Espero les haya sido útil mi receta para disfrutar y subsistir. ¡Que la disfruten!