Seleccionar página
El Pescado

El Pescado

El pescado es fuente esencial de Fosforo, hierro, proteínas y vitaminas del complejo B como la B6, B1 , B12

que son vitales para un óptimo y saludable sistema nervioso. También es contribuyente de yodo, útil para el funcionamiento de la tiroides. Las grasas que contiene el pescado, como el omega 12 proporciona beneficios a nuestra salud, haciendo de las personas que consumen pescado con frecuencia menos propensas a padecer problemas cardiacos ú otras afecciones cardiovasculares.

¿Cómo reconocer el pescado fresco en los supermercados?

Para reconocer un pescado fresco debemos observar su aspecto. La piel debe lucir lustrosa, su carne debe estar firme y no gelatinosa, los ojos brillantes y los más importante y fácil de percibir, su aroma. No debe desprender ningún olor desagradable.

Peces de río

En este artículo tomaré como tópico La Cachama conocida por los estudiosos como Colossoma Macropomum. Este tipo de pez es uno de los peces con escamas más grandes que habitan en el Orinoco, y solo los bagres logran superar su tamaño. Se conoce de diversas formas dependiendo del país en donde se encuentre, pudiéndose llamar Cachama negra, en Colombia “Tambaquí” en Brasil y “Gamitana” en Perú.
En ciertas regiones del estado Barina y Táchira en Venezuela se le cultiva y se explota comercialmente. Existen diversos platos que llevan impreso el sabor andino de esta suculenta especie. Una de esas variedades de preparación que más recuerdo y aún puedo saborear en el mar de recuerdos gustativos es la” Cachama ahumada”. Investigadores y técnicos del INIA Bramón, institución del estado Venezolano dedicada a asistir diversos sectores productivos agropecuarios, han trabajado en cuerpo , mente y alma en el cultivo de Cachama con la intención de aprovechar fuentes acuíferas ociosas en diversas regiones de Venezuela y presentar alternativas de producción sustentables a través del tiempo a la comunidad.
Caracterizado por su cuadro nutricional y delicado sabor es capaz de enaltecer la mesa de los hogares, preparándose en diversas variedades. Para quienes no lo conocen, la cachama es un pez con un cuerpo comprimido y de aspecto ovoidal en su primera etapa de crecimiento, alcanzando un aspecto más alargado en su etapa adulto. Su intensidad varía de acuerdo al tipo de agua en donde se cultive, presentándose en coloraciones negro en el dorso y amarillo o verde claro en la sección ventral de la misma.
La cachama puede ser servida con papas al vapor, enmantequilladas y recubiertas con cilantro, pan fresco, yuca cocida o arroz blanco, ensaladas naturales, preferiblemente, tomate en ruedas, cebolla redonda, lechuga con una pizca de orégano, aceite de oliva y sal. Juntos conforman un suculento plato digno de comensales amantes de lo saludable.

Respecto al arroz

Existe un secreto, bien guardado por nuestras abuelas y madres para preparar un provocativo arroz rissoto y es la proporción de agua utilizada para su preparación. Por cada taza de arroz será necesario cuatro tazas de agua, de esa forma su cocción será ideal. Otro aspecto a considerar es el tipo de arroz, el más recomendado para preparar risotto es el tipo arbóreo.
Por su versatilidad, ausencia de colesterol y alto contenido de aminoácidos, minerales y vitaminas , el arroz es el complemento más sugerido en los platos alimenticios, incluso para personas sometidas a dietas restrictivas de sodio, puesto que posee un bajo contenido de este elemento.
En conclusión, el pescado y el arroz acompañado de vegetales es una combinación perfecta para alimentarnos bien y disfrutar de una apetitosa comida.

 

 

El yogurt

El yogurt

“Rey de los postres y de los planes dietéticos”

Sólo o acompañado es el postre o complemento más sugerido por los nutricionistas. Este derivado lácteo se caracteriza por el carácter ácido y por deber su formación a la fermentación láctica, basada en la adición de cultivos de microorganismos a la leche, bien sea, descremada, o con agentes externos que alteren sus propiedades organolépticas.

Su estructura gelatinosa, expele un agradable aroma propio de sí mismo y luce un blanco fino y liso, de apariencia al tacto, cremosa, suele presentar dos fases. A nivel industrial son permisibles la adicción de edulcorantes, estabilizantes y saborizantes que permiten mejorar y distinguir un tipo de yogurt con respecto a otro, pero su clasificación no solo se basa en agentes externos, sino que también suelen diferenciarse de acuerdo al proceso tecnológico con el que sean elaborados, mencionándose entre ellos, el yogurt según el batido Suizo, líquido o firme.

Preparando un yogurt casero

El yogurt firme, de preparación casera, resulta práctico y fácil de elaborar, basta poner a fuego lento una olla con leche, bien sea en polvo o líquida. Calentar a fuego lento hasta un temperatura tolerable al tacto o cercana a los 32 °C. Disponer de un vaso de yogurt natural y verterlo en la leche líquida tibia, batir hasta alcanzar su disolución y uniformidad de la mezcla, posterior a ello tapar y recubrir con mantas térmicas, encender durante cinco minutos el horno de la cocina y apagarlo para poder introducir el recipiente recubierto en ella y así aminorar o impedir la fuga calorífica que se requiere para la coagulación de la leche.

yoghurt-933710_640

Elaborado el yogurt firme se pueden preparar diversas versiones del producto, por ejemplo disponer de frutas cortadas en trozos diminutos, como albaricoque o duraznos y agregarlo al yogurt, obteniendo un delicioso yogurt con frutas.

Otra receta es la del yogurt líquido de frutas, para ello se debe verter una taza de yogurt firme en un vaso de la licuadora y agregar una taza de fresa, durazno, manzana ,piña o la fruta de su preferencia, siendo sugeridas las tropicales, luego licuar o batir y servir bien frío.
También puede servir este lácteo firme natural con granola, ciruelas pasas o dulces de almíbar, sirop o galletas pulverizadas, para elaborar deliciosas y variadas combinaciones de sabor, aroma y apariencia.

 

 

La mantequilla

La mantequilla

Utilización de la mantequilla

Otro de los protagonistas en muchas de nuestras recetas es la mantequilla, derivado lácteo con un alto contenido de grasas producido a partir de la crema de leche, según la preferencia de manufactura puede contener o no, sal, su consistencia es sólida y tal como luce en las diversas presentaciones comerciales su color puede ser amarillo dorado o blanco amarillento, su textura es uniforme, lisa y untuosa, de sabor suave y olor agradable.

Su uso en la cocina

Es usado para preparar comidas o platos especiales , además de servir como aperitivo o complemento en nuestras mesas, fiel aliado de las piezas de pan y de las crujientes galletas.
Otro de los ingredientes protagonistas es la crema de leche, producto lácteo, pero fermentado, elaborado a partir de leche fresca y se caracteriza por su viscosidad además de exhibir un color blanco amarillento. Suele presentarse con separación de capas, percibiéndose , una capa formada por materia grasa, más firme y una capa acuosa, formada por una especie de suero, producto de la acción bacteriana ácido lácticas, en ellas.
Retomando , una vez elaborada la mantequilla se moldea y se empaca en barras y en latas de metal o envases plásticos. Al empacar o envasar es recomendable almacenarla en refrigeradores con temperatura que puede oscilar entre 3 y 6 ° C o en lugares frescos, que no permitan que el producto se derrita. En el proceso de elaboración de mantequilla se emplean los mismos implementos, maquinarias, equipos e instrumentos que en la elaboración de quesos.
En muchas familias aún persisten técnicas de elaboración para la mantequilla basadas en el mismo proceso industrial , pero ejecutadas de forma artesanal. Cumpliéndose con las etapas de colado, el filtrado y descremado, la pasteurización, el enfriamiento , la maduración, batido, desuerado, lavado, salado, amasado, endurecimiento, moldeado y empacado; en este caso suele ser empacado en papel parafinado o en recipientes de barro para su conservación y uso como acompañante en las comidas.

El Queso

El Queso

El queso y sus propiedades

Los derivados de la leche también son actores principales de nuestros exquisitos platos y se obtiene, gracias a la concentración de la materia seca que conforma la leche y que es aglomerada hasta la precipitación con la influencia de un agente externo conocido como cuajo. Éste se puede obtener de forma natural o sintética, y puede ser adquirido en tiendas de expedición agroalimentaria en presentaciones como: polvo , tabletas y líquido, según las condiciones de trabajo y preferencia.

Este producto ha sido una de las formas más antiguas de conservar el cuadro de nutrientes de la leche, refiriéndome a ellos, como las proteínas, vitaminas, minerales y las grasas. Muchas versiones alegan que su descubrimiento fue fortuito al observar el cambio de apariencia de la leche que era almacenada en vasijas de barro, extendiéndose su peculiar transformación hasta modelar diversas técnica y formas que condujeron a la gran variada de quesos que hoy en día podemos degustar. Su clasificación es amplia y puedo decirles que los hay blandos, frescos, duros, semiduros.

Los quesos conocidos como “Queso Fresco» y otros

se caracterizan por no experimentar un proceso de maduración, éstos son dispuestos para su consumo una vez elaborados. No suelen conservarse por largos periodos de tiempo y su contenido acuoso es alto, pudiendo alcanzar hasta un ochenta por ciento de su contenido, es por ello, que al comprar queso fresco, se libera cierta cantidad de líquido y su volumen se reduce. A nivel comercial, este tipo de queso, representa pérdidas que de no estimarse suele ser considerable, algunos de ellos se consiguen bajo los siguientes nombres comerciales: Guayanés, Palmita, Pasteurizado, Queso Magro, Mozarella, Telita, Crineja, Mano, Queso crema etc.
Los Quesos conocidos como blandos, pueden ser frescos o madurados. Algunos de ellos son : el mismo Mozarella, el Camembert, Roquefort , Mano, entre otros. Es importante la acción de bacterias y/o mohos.
Los quesos Semiduros son de pasta prensada y madurados durante determinado lapso de tiempo, incluso una vez elaborados pueden conservarse durante un tiempo más prolongado que el de los blandos y los quesos Duros, que están formados por un alto contenido de grasas, se caracterizan por su corteza sólida y baja humedad , algunos de ellos son el queso de año , bien sea en concha roja o negra, Parmesano, Pecorino y Romano.

La Leche

La Leche

La leche como ingrediente en nuestra cocina

Considerando, la frecuencia con que este producto es utilizado para transformarse junto a diversos ingredientes en maravillosos platos y exponer su delicioso y peculiar sabor, presento a ustedes, un artículo versado en este producto integro, resultado de un ordeño higiénico de las hembras del ganado vacuno y que no debe sufrir alteraciones de ningún tipo durante su respectivo proceso de conservación.

Características y propiedades

Es propicio mencionar que en vista de las necesidades de uso y preparación, el hombre ha desarrollado procesos industriales que permite dividir la leche en diversos tipos, según las características deseadas en la misma, es por ello que en el mercado consumidor visualizamos leche entera, semidrescremada, descremada, condensada y en polvo. Respecto a la leche entera podemos estar convencidos de que ésta no ha sufrido alteración alguna en sus componentes, hecho que no ocurre en la otras variantes, por ejemplo en la descremada se ha removido el total de las grasas que lo componen, mientras en la semidescremada, tal como lo indica su nombre, solo se ha removido un porcentaje de ella.

En cuanto a la leche en polvo, ésta es el producto de una evaporación total del agua contenida en la leche, entendiéndose por evaporación, el cambio de fase líquida a gas y finalmente la leche condensada, obtenida mediante procesos de presurización y adicción de azucares que conducen a la condensación de sólidos totales contenidos en la leche. Una de las características propias de la leche es el aroma expelido por la presencia de grasas y el sabor moderadamente dulce de la lactosa, es por ello que la leche descremada suele parecernos ausente de aroma lácteo.

En la leche se encuentra cierto contenido vitamínico, que aunque se encuentre en pequeñas cantidades, gozan de relevancia nutritiva, es medio liposoluble de vitaminas A, D, E y K y medio insoluble de vitamina C y del complejo B , es decir de vitaminas B1, B2, B6, B12 también la conforman, sales y minerales, carbohidratos y proteínas.
Para conservar la leche existen diversos métodos de conservación como la terminación, la pasteurización, la esterilización y la ultra-pasteurización o lo que mejor conocemos, como UHT propio de las leches de larga duración. Espero haber contribuido un poco con nuestro bagaje de saberes relacionados a uno de nuestros ingredientes más comunes, no solo en postres sino en aperitivos y platos fuertes.