Seleccionar página

Consideraciones en la comida de boda

La ceremonia nupcial es uno de los eventos sociales de mayor importancia en la vida de una pareja, representa una nueva etapa en sociedad o vida marital y como tal, se desea presentar la mejor impresión con cada uno de los detalles del evento. Tanto la novia como el novio, anhelan vivir un momento de ensueño.

Es muy común, escuchar decir, que solo se casa una persona una vez, aunque en realidad predominan las excepciones, dado el grado de relevancia y de interés público que adquirirá el evento nupcial, ambos aspiran a una boda libre de imperfectos organizacionales, así que no resulta extraño que tanto el novio como la novia se vean inmersos— voluntariamente— en el seguimiento de cada una de las etapas del evento, especialmente, en las del servicio de catering. Contratar un servicio de este tipo a cargo de personas con alto sentido de la responsabilidad además de estilo y prestigio culinario, es uno de los pasos más importantes, si lo que se desea es delegar y liberarse de preocupación.

Para ello es recomendable, realizar una especie de evaluación, considerando recomendaciones previas y también el catálogo de eventos en los que la organización ha participado. El diseño de mesas, arreglos florales, iluminación son aspectos del evento que no deben ir aislados al catering, por tal razón se sugiere que la organización ha contratar cubra una amplia sección del evento para que de esa forma no descompagine un aspecto con respecto a otro.

Aperitivos y catering para una boda

O en su defecto que exista una amplia comunicación entre los organizadores. La disposición de los aperitivos, la cantidad y el tipo de catering a servir deberá ir conectado a las preferencias, tradiciones y cultura de quienes se comprometen, además del ambiente o motivo elegido para el compromiso. Una boda bien sea, por el orden civil, religioso o ambos, merece una meticulosa organización que haga sentir a los invitados, parte importante de esa pareja, que decide compartir su unión con los presentes. Respecto al tipo de catering, es muy común recurrir a la cocina Libanesa o de otros países árabes por la gran variedad y estilo gourmet que pueden presentarse, también la comida mexicana, o mediterránea.

La bebida también es un aspecto que los novios seleccionan con cautela con el deseo de satisfacer una preferencia lo más general posible. Los cocteles suelen servirse en una mesa coctelera en donde también, es común, degustar el provocativo chocolate, que puede emanarse desde sencillas hasta elegantes y colosales fuentes, capaces de brindar hasta tres tipos de chocolate, para la satisfacción de los amantes del cacao. Sin duda alguna, una boda conforma un amplio mundo de detalles que ambos desean dominar con eficiencia, eficacia, elegancia y buen gusto.

En la actualidad este servicio se ha ampliado y es común conseguir guías comerciales y de servicios para eventos sociales en donde el cliente, “Futuro matrimonio” pueden discernir entre uno u otro organizador y de esa forma poder dedicarse a vivir su boda de ensueño.