Seleccionar página
Pechuga de pollo con crémor de champiñones

Pechuga de pollo con crémor de champiñones

Este delicioso plato impregnará de estilo nuestra mesa y de gusto nuestro paladar. Ideal para un almuerzo en familia. Puede ser acompañado con pan al ajillo, ensaladas de manzanas, plátanos verdes cocidos y /o arroz blanco.

Ingredientes

Rendimiento para seis personas

4 pechugas de pollo deshuesados.
1 taza de crema de leche
Champiñones frescos
2 cucharadas de mantequilla o margarina
2 dientes de ajo previamente triturado
1 cucharada de ron añejo
1 hoja de laurel
Sal y pimienta al gusto
1 cucharada de perejil picado
1 cucharada de cilantro picado
½ cucharada de aceite de oliva
Mantequilla o margarina para engrasar
Papel de aluminio

¿Cómo lo preparamos?

Con la pimienta y la sal condimentamos las pechugas de pollo. En un recipiente aparte mezclamos el aceite, el cilantro y el ron añejo hasta formar una especie de salsa para cubrir las pechugas. Se guarda en la nevera para macerarlo dentro de un recipiente cerrado durante dos horas aproximadamente. Luego sacar de la nevera y dejar en reposo para atemperar. Transcurridos 30 minutos lo introduciremos en el horno, el cual debemos precalentar a 200 ° c.
Mientras tanto limpiamos y cortamos en láminas delgadas los champiñones, los ponemos en un sartén junto con la mantequilla o margarina y el ajo triturado, agregamos la hoja de laurel y a fuego lento removemos hasta disolver la mantequilla y reducir el líquido de los champiñones, agregar sal al gusto y verter en ella la crema de leche. Apagamos el fuego y enfriamos.
En un molde engrasado colocamos los muslos ya atemperados y vertemos la crema que se ha formado con los champiñones. Cubrimos con el papel aluminio y sometemos a horneado en intervalo de 20 a 30 minutos. Luego extraemos del horno para retirar el papel aluminio y volvemos a hornear por aproximadamente 15 minutos más o hasta que se alcance a dorar.
Al obtener el punto, se extrae y se sirve caliente decorándolo con el perejil picado y cortes tipo Juliana, de pimentón.
Con esta deliciosa crema podemos conquistar el paladar de nuestros seres más queridos.
¡Buen Provecho!

Pollo con calabacin en crema

Pollo con calabacin en crema

Este plato fuerte se recomienda para acompañar con vegetales al vapor, arroz blanco y cremas de maíz. Su delicioso sabor y la apariencia que le proporciona el conjunto de vegetales lo hace más apetecible, además de contribuir con nuestro balance nutricional haciéndonos más saludables

Ingredientes:

 

Rendimiento para 10 personas

Un pollo de 2 ½ kg
Aceite vegetal
300 gramos de calabacines
35 gramos de mantequilla o margarina, de bajo contenido calórico.
Zumo de lima.

Para el relleno:

120 gramos de queso de res blando.
Ralladuras de una corteza de lima
Pan fresco rallado ( 3 cucharadas)
Pimienta negra, sal y un toque de orégano.
120 gramos de calabacines.

¿Cómo Preparar el relleno?

Se ralla y/o se corta el calabacín, mezclándolo luego con el queso blanco. El queso blanco también debe ser rallado. Luego se adiciona la corteza de lima, el pan rallado, el orégano, la pimienta negra y la sal.

¿Qué hacer con el pollo?

Separamos con cuidado la piel de la pechuga del pollo en introducimos el relleno debajo de la piel con los dedos hasta que se pueda cubrir la pechuga uniformemente. Disponemos de él en una bandeja apropiada para asar u hornear, lo barnizamos con aceite vegetal mezclado previamente con una pizca de orégano.

Luego se hornea a 190 ° C durante un tiempo aproximado de 25 minutos. Una manera de reconocer si se ha obtenido el punto de cocción es pinchando la parte más gruesa del pollo y observando si el jugo que sale de él luce limpio o claro. Mientras se hornea debemos recortar el resto de calabacines.

El corte de los mismos debe ser en tiras finas y largas, para ello, podemos recurrir a un pelador de papas o si no contamos con él, un cuchillo afilado. Los barnizamos con mantequilla o margarina y zumo de lima hasta que queden tiernos y se sirven con el pollo.

Si lo prefieren pueden disponer de ellos en un molde para hornear, previamente acondicionado con mantequilla y harina de trigo y lo calientan al horno durante 5 minutos. Retiran y sirven con el pollo, vegetales al vapor, crema de maíz, arroz blanco y la inseparable pieza de pan.

 

Pernil relleno al horno

Pernil relleno al horno

El pernil es ideal en época decembrina, combina a la perfección como plato fuerte junto a una deliciosa hallaca, ensalada de gallina y pan de jamón.

¿Qué necesitamos para prepararlos?

 

Consideremos un rendimiento de preparación para 10 personas

 

1 pernil de cochino de aproximadamente 3 kg
1 cebolla mediana

1 pimentón grande, rojo
1 pimentón grande, verde
2 cabezas de ajo
1 cucharada de alcaparras.
3 hojas de laurel
1 taza de aceitunas rellenas
Rodajas de piña para adornar
Azúcar aproximadamente cinco cucharadas
Aceite vegetal
Mezcla 1: Cebollín, puerro pequeño, orégano, apio y perejil, todo picado en dispuesto en un tazón hondo con un chorrito de aceite y orégano.

Preparación

Con un cuchillo filoso hacer incisiones y rellenar con las aceitunas. Disponer de una bandeja apropiada al tamaño del pernil. Adicionar en ella, aceite y el azúcar. Hornear hasta que comience a formarse el caramelo, en ese punto se introduce el pernil y se deja dorar por sus dos caras, en ese punto se debe retirar del fuego.
En una licuadora, colocamos las cebollas, los pimentones limpios y sin semillas, los ajos pelados, las alcaparras y la mezcla 1. Batir bien agregando un poco de agua para hacer fluir el batido. Una vez licuado se adiciona una parte al pernil y se deja en maceración, dentro de la nevera durante 48 horas. La parte restante de la salsa se le adicionará a menudo.
Cuando lo hayamos macerado, debemos introducirlo al horno, recubriéndolo antes con papel aluminio y someterlo a 350 ° F durante un tiempo de 2 horas. Bañarlo (rociarlo con agua) y darle vuelta cada 30 minutos. Las rodajas de piña deben ser impregnadas en almíbar o en azúcar a punto de caramelo. 30 minutos antes de retirar del fuego, se colocan sobre él y en su contorno las rodajas de piña.
Si se desea darle un ahumado característico, bastará disponer de “ahumador” o recurrir a técnicas caseras de ahumado para impregnarle este delicioso toque culinario.
¡ Espero lo disfrute junto a familiares y amigos!

ENSALADA DE GALLINA

ENSALADA DE GALLINA

Ningún otro plato es más perfecto que una exquisita ensalada de gallina para acompañar nuestra mesa en grandes festividades. Acoplada al plato navideño, deleita paladares y en aperitivos, nada mejor que un par de lonchas de pan sándwich con salsas y nuestra ensalada de gallina.
Plato caracterizado por proporcionar nutrientes y cierto margen de calorías haciéndolo más saludable y de fácil digestión si se prescinde de mostaza, vinagre y con mínimas porciones de mayonesa.
A continuación la lista de ingredientes necesarios para preparar este insustituible plato:

Rendimiento aproximado de 20 personas

1 gallina de 4 kg
9 tazas de agua
600 gramos de guisantes verdes
1 ½ kg de papa
1 ½ kg de zanahoria
1 ajo porro
1 nabo
2 manzanas amarillas o verdes.
3/ 4 tazas de aceite vegetal o de soya
Sal y pimienta, al gusto.
2 cebollas grandes
2 cucharadas de azúcar
Agua salada, según preferencia para la cocción de vegetales.
1 ½ tazas de mayonesa ( pueden reducir o adicionar según preferencias).

¿Cómo preparar la ensalada de Gallina?

La primera etapa es la que requiere mayor tiempo y corresponde a la limpieza de la gallina. Para su cocción colóquela en una olla, preferiblemente a presión, con las 9 tazas de agua y 3 cucharadas de sal, (adapte según su preferencia y requerimiento nutricional). Cortado el ajo porro y la cebolla agreguémoslos a la gallina, luego esperaremos a que hierva para extender el tiempo de cocción hasta 30 minutos. Alcanzado este punto retiramos la gallina y enfriamos a temperatura ambiente.
Las papas deben ser cortadas en forma de cubitos y cocidos en agua con sal al gusto, evitando que ablanden demasiado, luego se escurren y se dispone de ellas en un recipiente hondo.
Las zanahorias y el nabo deben ser cortados en trozos pequeños y cocidos hasta que se ablanden en agua y sal al gusto. Obtenido el punto de cocción se escurren y se dispone de ellos en otro recipiente hondo.

Cortar las manzanas amarillas o en su defecto verde en trozos pequeños y disponer de ellas en otro recipiente.
Los guisantes deben ser colocados en un bol adecuado.
Preparar una vinagreta mezclando la proporción indicada de aceite, vinagre, sal y pimienta. De preferir puede adicionarse dos cucharadas y media de mostaza. Disponer de ella en un bol aparte.
Una vez atemperada la gallina, removemos la piel y desmenuzamos la carne en trozos muy pequeños, disponiendo de ella en otro recipiente profundo y de mayor capacidad para adicionar cada uno de los otros ingredientes, es decir, las papas, zanahoria, el nabo , la manzana, los guisantes y la vinagreta.
Con una cuchara preferiblemente de madera, removemos con suavidad, finalmente adicionamos mayonesa y azúcar, si así se prefiere. Se coloca en una ensaladera y se adorna con guisantes, huevo duro en trozos, orégano o pimiento rojo. Se refrigera un poco y se sirve fría junto con pan de jamón o piezas de pan francés, pan de banquete o sándwich, Hallaca o pernil.

¿Te ha parecido fácil? Házmelo saber.

PAVO  EN SALSA DE UVAS

PAVO EN SALSA DE UVAS

 

Entre tantos recuerdos gastronómicos se vino a mi mente, uno de esos platos que te dejan el paladar complacido durante mucho tiempo. Ideal para servirlo como plato principal en una reunión familiar o laboral. Exquisito y sencillo.  Puede ser servido con ensalada a la vinagreta, arroz surtido con vegetales y con uvas sin semillas.

Ingredientes: (para seis personas)

01 Pechuga de pavo entera
40 uvas verdes sin semilla
1 kg de zanahorias cortadas en cubos pequeños
2 cebollas medianas picaditas en trozos muy pequeños
3 cucharadas de harina leudante
3 cucharadas de mantequilla
2 dientes grandes de ajo
Tomillo fresco o molido y en rama
Sal al gusto
Pimienta al gusto
4 hojitas de laurel
1 ½ taza de vino blanco
1 taza de agua.

¿Cómo preparamos un delicioso Pavo en salsa de Uvas?

En primer lugar dispongamos nuestro espacio en la cocina y precalentemos el horno a 175 ° C. En un recipiente aparte y a temperatura ambiente debemos derretir las tres cucharadas de mantequilla que luego dejaremos en reposo.

¿Qué haremos con las Uvas?

Una vez lavadas , pelaremos las uvas haciendo uso de un cuchillo de hoja pequeña, apropiado para esta función. Luego las sumergiremos en el vino blanco y dispondremos del tiempo necesario para su maceración.
Debemos lavar bien la pechuga de pavo y barnizarla con la mantequilla que hemos dejado en reposo, sobre ella extenderemos la sal, pimienta, tomillo y las hojas de laurel hasta que consideremos nuestro buen punto de sazón. Dispuesto esto, en una bandeja apta para hornear, la llevamos al horno y cocinaremos por un tiempo aproximado a 15 minutos. Cumplido este tiempo adicionaremos la zanahoria, la cebolla y el ajo para continuar con la cocción durante 25 minutos más. Retiramos la pechuga del horno y dejaremos reposar.

¿Cómo preparar la salsa de Uvas?

Para prepararla debemos eliminar la grasa de la bandeja para hornear, transferimos los vegetales y su salsa a una olla en donde continuaremos con la cocción. Adicionaremos la harina leudante y el vino en donde se han macerado las uvas. El calentamiento debe seguir hasta hacerla hervir, alcanzado este punto se baja el fuego y se cocina por tres minutos más, sin dejar de remover constantemente con una cuchara de madera. Luego se adiciona 01 taza de agua y esperamos a que el líquido se reduzca a la mitad. Por último colaremos la salsa e incorporaremos las uvas maceradas.

¿ Y cómo lo serviremos?

¡Fácil! Cortamos la pechuga en rebanadas y se coloca con las ramitas de tomillo en el plato sobre la salsa. Se decora con las ramitas de tomillo y recurrimos a nuestra creatividad gastronómica para acoplar de la mejor manera este exquisito plato con diversas opciones de acompañamiento.