Receta de postre de naranja sin horno

Receta de postre de naranja sin horno

En los días de calor prender un horno para preparar un postre puede resultar un verdadero desafío: por eso si estás buscando preparar algo delicioso y dulce para agasajar tu paladar luego de una rica comida, tenemos algunas opciones que te resultarán irresistibles. En el artículo de hoy tenemos para ustedes una increíble receta que no requiere de cocción y que además está hecha a base de fruta, por lo que su aporte nutricional es realmente saludable y muy nutritivo. Si estás buscando una manera sencilla y deliciosa de agasajar a tus comensales en tu casa, no te pierdas lo que sigue.

Postre deliciosos sin cocción

El verano es una época complicada para aquellos que aman cocinar: encender el horno e incluso la misma cocina puede resultar realmente tedioso por culpa de las temperaturas que surgen de ellos que combinados con el calor natural del ambiente pueden tornar una habitación en un verdadero infierno. Para que esto no pase te invitamos a leer algunas de nuestras increíbles recetas de postre que no requieren de cocción alguna:

Delicioso mouse a base de fruta

La primera opción que tenemos para ti es realmente ideal para el verano gracias a su fresco sabor natural: se trata ni más ni menos que de un delicioso mouse de naranja. Su elaboración es sencilla, no necesita horno y no contiene en su contenido ningún tipo de grasas por lo que es realmente saludable. Ideal para complementar carnes blancas como pollo o pescado.

¿Qué necesitamos?

  • Naranja
  • Claras de huevo
  • Azúcar
  • Azúcar glas
  • Harina de maíz
  • Agua
  • Leche
  • Mentas a gusto

Su preparación es súper sencilla y te llevará pocos minutos: colocarás las claras en un recipiente y luego un poco de ralladura de naranja. Batiremos las claras e iremos incorporando el azúcar, luego añadir el azúcar glas.

En un recipiente de ornarla calentaremos agua y colocaremos más ralladura de naranja. En otro recipiente colocaremos la harina de maíz, la leche y el resto del azúcar y mezclaremos hasta que quede homogéneo. Finalmente todo esto último lo echamos en la olla con agua caliente y lo dejamos allí hasta que espese. Lo separamos y dejamos reposar en la heladera. Por último mezclamos las claras con azúcar y esta ultima preparación de manera envolvente y ya tenemos el postre para servir y degustar.

Gracias a que está hecho a base de jugo y ralladura de naranja este postre aporta una gran cantidad de vitamina C y muchos nutrientes y vitaminas variadas. Durante el verano en días de calor puedes complementar tus comidas con este increíble postre y sumar lo dulce y fresco a tu mesa.

 

 

 

 

Torta Suiza de chocolate

Torta Suiza de chocolate

 

 

Las tortas  son consideradas los postres por excelencia.  Este tipo de receta se basa en chocolate, no obstante existe gran variedad de recetas para prepararlas en base a almendras, frutas confitadas o  helados de torta suiza.

cake-742135_640

La receta que les presento es ideal para compartir en compañía tanto de familia como de amigos, y  más aún si la preparan juntos. Estar unidos y disfrutar de esos deliciosos momentos no tiene ningún valor monetario.

Para prepararlos debemos tomar en cuenta que necesitaremos ingredientes tanto para el pastel o el bizcocho y para la cubierta y el relleno de la misma. También mencionaré los utensilios a utilizar.

¿Qué necesitaremos para preparar el pastel o el biscocho?

  • Harina de trigo leudante, aproximadamente 100 gramos
  • Harina de trigo para espolvorear.
  • 8 Yemas de huevo.
  • 150 gramos de nueces picadas o trituradas
  • 8 cucharadas de azúcar
  • 8 claras de huevos a temperatura ambiente.
  • 7 barras de chocolate de taza
  • 8 cucharadas de café líquido, fuerte.
  • Manteca vegetal útil en el engrasado.

¿y para el relleno de la torta Suiza y su cubierta?

  • 5 barritas de chocolate de taza previamente cortado en trocitos.
  • 5 cucharadas de café líquido fuerte.(Debe estar bien oscuro)
  • 35 gramos de margarina
  • 5 cucharadas de azúcar.
  • 600 cc de crema de leche espesa.

¿Y qué utensilios necesitaremos?

  • Un molde para hornear pequeño o mediano.
  • Un cuchillo para tortas o cortador de tortas.

Ahora, sí, el momento perfecto en que la preparamos:

En primer lugar, ¿Cómo preparamos el pastel o el biscocho?

El horno debemos precalentarlo  a una temperatura de 350 °F

Disponemos de un recipiente para preparar un baño de María, luego verter en él, el café bien oscuro y añadir el chocolate en forma de trocitos. Cocinaremos en baño de María hasta lograr la fundición total del chocolate.

Tomamos las yemas y vertemos en un bol en donde agitaremos junto con el azúcar hasta obtener una crema de color amarillo claro. Sin cesar la agitación agregaremos las nueces y el chocolate fundido, luego agregaremos la harina, es  muy importante no detener el mezclado.

Luego batiremos las claras de huevos hasta obtener el punto de nieve firme para añadir después con movimientos envolventes de abajo hacia arriba, a la preparación anterior y mezclar muy bien.

Alcanzada la uniformidad de la mezcla verteremos en un molde al que engrasaremos con la manteca vegetal y espolvorearemos con la harina de trigo. Hornear entre 20 y 30 minutos.

Verificada su cocción retiraremos del molde para atemperar. Si lo deseamos frío, podemos refrigerarlo  unos minutos.

¿Cómo preparamos el relleno y su cubierta?

Para prepararlo debemos batir la crema de leche junto con el azúcar hasta que obtengamos una crema homogénea y suave al tacto.

Cuando nuestro pastel o biscocho este frío lo cortaremos en dos a lo largo y extenderemos la crema sobre la parte de abajo, hasta hacer un relleno uniforme. Refrigeraremos por treinta minutos. Luego dispondremos de una olla  para verter el chocolate, el café y la margarina luego calentaremos a fuego medio, Mezclaremos con una cuchara de madera hasta que esté viscoso y bien mezclado. Ponemos a entibiar y finalmente cubriremos el pastel o el biscocho, procurando una cobertura uniforme y agradable. Refrigeraremos por un tiempo aproximado de una hora. Servir en platos para postres un delicioso trozo ¡y a degustar esta maravillosa receta!

 

 

 

Gelatinas con estilo

Gelatinas con estilo

Las gelatinas son el postre ideal para decorar las mesas además es una alternativa económica para agasajar a  los huéspedes de nuestras celebraciones.

Aplicando una pizca de creatividad  podremos ofrecer variedad de recetas cuyo ingrediente principal es: la gelatina.

En este momento presentare dos recetas prácticas,  económicas y muy tentadoras a realizar.

Cubos de gelatina en mosaico

¿Qué necesitamos?

5 sobres de gelatinas de colores variados, recomiendo colores primarios: amarillo, azul y rojo además del verde, naranja o violeta.

2 sobres de gelatinas sin sabor y sin color.

Azúcar al gusto.

Una taza de leche.

Aceite vegetal para barnizar los moldes y realizar un fácil desmoldado.

Un refrigerador.

Una bandeja para servir y decorar.

Un molde para Gelatinas. Pueden emplearse replicas de flores, anillos circunscritos o  cuñas , bien sea en materiales de plástico, silicón o metalizados como el acero inoxidable.

Espátulas anchas y angostas.

5 moldes de 5 cm de profundidad en forma rectangular .

Cucharas plásticas.

Para prepararla  tomaremos en cuenta el factor tiempo, junto a una dosis de paciencia, ya que esta peculiar y colorida receta se realizará por etapas basadas en la refrigeración de varías capas de gelatina.

Primero:

Preparemos cada uno de los sobres de gelatina de sabores y colores diversos, llevando a cabo las sugerencias del instructivo de preparación, basadas en disolver cada uno de los sobres de cada sabor y color en una taza y media de agua tibia,  a continuación diluir 2 cucharadas de gelatina sin sabor hasta completar la disolución y agregar una taza de agua fría. Verificar el sabor y según sea su preferencia agregar azúcar adicional. Una vez bien agitada, preparar los moldes secándolos previamente para luego lubricar con aceite vegetal por cada una de sus partes. Verter en los moldes rectangulares. Un molde por color y sabor. Dejar en reposo y aguardar hasta atemperar para luego llevar a refrigeración durante diez a quince minutos. Tiempo suficiente para que cada color y sabor a moldear cuaje.

Una vez refrigerada, retirar de la nevera y con la espátula ayudar a desmoldarse de los costados, al hacerlo realizar cortes paralelos a cada lado del molde hasta forma un cuadriculado en el interior del molde. Colocar una tapa sobre él y voltear hasta desmoldar todos los cubos de gelatinas de color. Colocar cada color y sabor en un bol  diferente y disponer de ellos para el siguiente paso.

Segundo:

Calentar la taza de leche al gusto. Al mismo tiempo calentar una de taza de agua y diluir en ella tres cucharadas de gelatina sin sabor  y sin color. Remover hasta disolver para agregar media taza de agua fría. Una vez atemperada verter en la leche. Agregar un chorrito de vainilla al gusto. Remover y enfriar durante diez minutos. Tomar el molde en forma de rosa, o de discos concéntricos o de cuña, secarlos muy bien para luego barnizar las paredes con  aceite vegetal . Luego colocar en él los cubos de colores según el agrado de quien prepara. Recomiendo por sectores de colores.

Finalmente verter La gelatina de leche en el molde. Refrigerar por espacio de una hora y media, luego desmoldar con sumo cuidado sobre una bandeja. Decorar con restos de cubos de gelatina y/o gomitas de azúcar.

giant-rubber-bear-1183393_640

 

 

 

 

 

 

 

 

Barquillas de cocoa

Barquillas de cocoa

 

Esta receta es ideal para compartir entre buenos amigos o con el calor de la familia. Para prepararla necesitaremos tomar en cuenta el proceso de preparación para decorar nuestras barquillas y el proceso para preparar la masa.

Para llevar a cabo nuestra deliciosa  receta debemos disponer de una o varias mangas de repostería, de un cortador de galletas circular , un bol plástico o de vidrio, de una boquilla lisa, una placa de horno y un rodillo bien sea de madera o de plástico.

¿Qué necesitamos para preparar la masa?

En primer lugar, requeriremos de 400 gramos de harina de trigo leudante, 08 cucharadas de agua potable,  de  240 gramos de mantequilla o margarina sin sal, 100 gramos de azúcar  blanca refinada y 200 gramos de nueces bien molidas o trituradas.  También necesitaremos de un toque de vainilla y una pizca de sal.

En cuanto al decorado

Necesitaremos de 1000 gramos de dulce de leche para disponer la preparación del relleno y 600 gramos de cobertura de chocolate oscuro, especial para decorar.

¿Cómo lo preparamos?

En primer lugar tomemos un bol de vidrio o plástico y mezclemos la proporción indicada de harina de trigo leudante junto con el azúcar blanca refinada, y agreguemos progresivamente las nueces bien molidas o trituradas, mezclamos e incorporamos la mantequilla y una pizca de sal. Agitaremos con una batidora eléctrica o con un procesador de alimentos hasta que nuestra masa adquiera una consistencia arenosa. Justo en ese punto adicionamos  las ocho cucharadas de agua y un chorrito de  vainilla. Luego proseguimos con el mezclado hasta obtener una consistencia bastante  homogénea y suave al tacto.

Tomamos parte de la masa y la estiramos en una mesa o bandeja previamente espolvoreada con harina de trigo para luego extender con ayuda del rodillo hasta obtener un grosor de medio centímetro. Es entonces cuando recurriremos al cortador de galletas de forma circular haciendo lo propio con esta herramienta y colocaremos cada círculo de masa sobre la placa previamente engrasada con mantequilla  para luego hornear durante cinco minutos.

Mientras tanto llenaremos la manga de repostería con el dulce de leche. Cuidadosamente colocaremos los círculos sobre una superficie lisa y haremos un cono de dulce de leche en el centro de cada círculo y esperaremos hasta que endurezcan los conitos. Luego tomaremos la cobertura de chocolate oscuro y lo cortaremos en trozos para proseguir con su fundición en Baño de María. Este chocolate fundido  y luego atemperado servirá para bañar los conitos de leche . Una vez frío el chocolate podremos servirlo junto con frutas secas.

El chocolate comercial lo podemos conseguir en tonos blancos, marrón o el común chocolate oscuro y el chocolate con leche, sin embargo todos son productos  que varían según sea la proporción del cacao con el contenido de azúcar.

La cocoa es muy usada en recetas como está y  aunque la cocoa tiene un sabor muy semejante al chocolate en polvo, carece de las peculiaridades propias del chocolate elaborado a base de cacao, que de seguro marca la diferencia entre ambas.

A nivel nutricional el chocolate se caracteriza por poseer un alto contenido de grasas y azúcares.

chocolate-bar-1200318_640

https://es.wikipedia.org/wiki/Chocolate

Torta de frutas secas con deliciosa cubierta de chocolate

Torta de frutas secas con deliciosa cubierta de chocolate

El deleite del paladar

Basándome  en las bondades de los frutos secos he decidido elogiarlos con esta exquisita receta, que estoy segura dejará en sus bocas una rica sensación de placer.

¿Qué necesitamos para preparar la torta?

5 tazas de mantequilla o de margarina ½ taza de azúcar 1 pizca de bicarbonato de sodio 1 cdita de polvo de hornear 1cdta de nuez moscada 1 pizca de sal 2 tazas de almendras 4 cucharadas de harina de trigo leudante 4 cdas de mantequilla o margarina 1/ 2 taza de leche en polvo preparada. 1 cdita de canela en polvo 6 huevos 3 tazas de harina de trigo leudante.

Respecto a las Frutas secas:

advent-559705_640

Necesitaremos 1 kg de frutas secas maceradas como: uvas pasas negras y rubias, dáctiles, albaricoques, frutas confitadas mixtas, duraznos o naranjas. 1 cucharada de vainilla pura ½ Taza de Brandy o ron. Para la cubierta de Chocolate: 1 Barra de chocolate familiar en trozos pequeños 13 cucharadas de mantequilla.

¿Cómo prepararla?
Para las frutas Secas

Colocamos las frutas secas maceradas en un bol o recipiente hondo con la vainilla y el brandy o ron y lo dejamos macerar 24 horas guardando la mezcla bien tapada y refrigerada.

Para la Torta:

Debemos precalentar el horno a 150°C Durante 20 minutos batimos la mantequilla y el azúcar o hasta que blanquee, luego adicionamos los huevos uno a uno mientras continuamos con el batido hasta alcanzar cinco minutos. Haciendo uso de un batidor bien sea manual o eléctrico mezclamos la harina, el polvo de hornear, canela en polvo, una pizca de sal, bicarbonato y nuez moscada, se agregan y baten a medida que se vierte la leche en polvo preparada, a continuación, se agregan las frutas ya maceradas y las almendras hasta que formemos una mezcla homogénea. El molde debe ser enmantequillado y enharinado para verter la mezcla preparada que luego hornearemos por espacio de 50 a 60 minutos o hasta que pase la prueba de cocción con el cuchillo. Finalmente la cubierta de Chocolate Se cocina en baño de María el chocolate y la mantequilla removiéndolo con una espátula de vez en cuando hasta lograr que el chocolate se funda por completo. Dejar en reposo hasta que la torta este bien horneada y fría para poder desmoldar, al hacerlo la cubrimos a nuestro gusto con la mezcla de chocolate. Si se desea se reserva un poco de frutas confitadas, frutos secos y/o almendras para esparcirlas en la superficie de chocolate. Es importante recordar que el chocolate siempre debe derretirse en Baño de María para evitar que se queme. Esta es una de las técnicas más usadas en la cocina y basta con disponer de dos ollas concéntricas una con la otra para derretir algún ingrediente, como el chocolate, que no soporte el calor directamente. La fundición también debe ser lenta para no alterar sus propiedades organolépticas. El chocolate posee cuatro de los minerales más importantes que siempre debe tener nuestro organismo como los son: el calcio, magnesio, zinc y el hierro, además de proporcionarnos calorías y nutrientes para mantenernos activos.

dried-fruit-700028_640

Mermeladas y Almíbar

Mermeladas y Almíbar

No debemos confundir uno con el otro

Las mermeladas son el resultado de la cocción a fuego constante y agitado esporádico o no de frutas, jugos , concentrados, e incluso, de más de uno de ellos valiéndose de una adicción de azucares que generalmente es de un medio con respecto a la fruta , es decir, si se están preparando 6 kg de frutas , deberíamos emplear 3 kg de azúcar refinada. Suelen utilizarse edulcorantes artificiales o naturales. Entre los naturales tenemos las pectinas.

¿Qué es la pectina?

Es un edulcorante natural, compuesto orgánico, que lo poseen casi todos los alimentos, pero cuya proporción varía de uno en otro. Las manzanas verdes se caracterizan por poseer altos contenido de pectina tanto en la piel, semillas y corazón. Muchas personas dedicadas a la preparación de mermeladas recurren a la adición de pectina extrayéndola de forma natural de las manzanas verdes y lo preservan en frascos vacios, limpios y secos bien tapados hasta el momento de la preparación de las mermeladas.

Cómo obtener Pectina natural

Seleccionamos tres o cuatro manzanas verdes, las lavamos y sin pelarlas las cortamos en rodajas, corte transversal, incluyendo corazón y semillas, las colocamos en una olla,con suficiente agua y se deja hervir, transcurridos treinta minutos retiramos del fuego para escurrir el caldo. Este líquido se preserva en un frasco de vidrio esterilizado bien sellado para futuras preparaciones. El proceso de conservación se fundamenta en la pasteurización. Una vez envasado los frascos son etiquetados o decorados según sea nuestra creatividad y forma de presentar el producto. Las mermeladas son deseadas en cualquier momento para acompañar con galletas de soda crujientes, pan tostado , solas o acompañadas con otros manjares, mientras que el almíbar basta consumirlo directamente del frasco sin necesidad de acompañantes, pues suelen ser menos dulces.

¿Cuándo se ha logrado la consistencia óptima de una mermelada?

Podemos estimarlo de dos formas, una valiéndonos de un termómetro y constatando que la temperatura haya llegado a 105 ° C o recurriendo a la técnica del plato frío, empírica, pero bastante precisa. Esta técnica consiste en introducir un plato llano en el refrigerador, mientras se mantiene la cocción de la mermelada, justo cuando se considera que se ha alcanzado el punto se extrae un poco con una cuchara y deja gotear un par de veces en el plato frío, si la mermelada se arruga habrá alcanzado su punto de preparación. Es necesario estar atento a este punto porque de excederse el fuego la mermelada adquirirá una consistencia más oscura y espesa que le restará atributos.

El almíbar

En comparación a la mermelada, su consistencia es más acuosa y está compuesta por agua y azúcar a fuego con el objetivo de preservar las frutas, para ello se conservan en envases de vidrios cerrados herméticamente. Se conocen tres tipos de almíbar dependiendo de la fruta a preservar. El almíbar delgado (1/2 taza de azúcar: 1 taza de agua), medio( 1 taza de azúcar: 1 taza de agua) y fuerte (2 tazas de azúcar: 1 taza de agua) Siendo necesario un almíbar fuerte si se trata de frutas cítricas. Es importante acotar que para obtener un almíbar de calidad este debe ser preparado en una olla con material de acero inoxidable.