El Pan de jamón forma parte indispensable de un plato navideño. Su demanda en las épocas decembrinas lo convierte en uno de los platos típicos más apetecibles. Distingue en sabor y suavidad pudiendo ser preparado según las preferencias de quien lo hornea, suprimiendo o adicionando alcaparras, ingrediente, que lo hace poco común entre las recetas de este delicioso pan.

Ingredientes para preparar tres unidades de pan.

MASA

1 kg ½ de harina de trigo leudante.
6 huevos
1 ½ cucharada de polvo para hornear
300 gramos de mantequilla o margarina
Sal al gusto
1 cucharada de levadura
Azúcar en proporción 1:4 ( es decir , si deciden emplear 1 cucharada de sal deberían agregar 4 cucharadas de azúcar)
1 vaso de agua, preferiblemente tibia, para mayor disolución de los granos de levadura.

RELLENO

300 gramos de tocineta
750 gramos de jamón de pierna, o de espalda, según preferencia.
1 huevo batido con una pequeña proporción de agua, necesario para barnizar nuestro producto final.
1 ½ taza de uvas pasas
75 gramos de margarina o mantequilla
1 ½ taza de aceitunas rellenas
½ taza de alcaparras ( si lo desea)

¿Cómo preparar?

Para preparar la masa:

Disponga de una mesa adecuada para amasar y extender.
Coloque la harina en la mesa y agregue en ella la proporción de sal y azúcar (se sugiere 1:4), a continuación el polvo de hornear. Mezclar de forma uniforme hasta amontonar en forma de volcán, en el centro coloque la margarina o mantequilla blanda, sometida a temperatura ambiente, luego los 4 huevos y finalmente la levadura, previamente, disuelta en el agua tibia.
Amase y forme una bola con la mezcla hasta que la misma presente una contextura lisa. Déjela reposar en el interior de un recipiente o recúbrala con un paño limpio de cocina por un tiempo aproximado a una hora.
Pasado el tiempo de reposo, divida la masa en tres partes. Con un rodillo, extienda cada una de las partes de la masa hasta formar un rectángulo que debe barnizar con mantequilla, y posterior a ello, colocar cada uno de los ingredientes del relleno. Finalmente se cierra cada uno sobre sí mismo formando con él un rollo, se deben cerrar las extremidades empatando las uniones con tiras de masa según nuestra preferencia. Dejamos reposar una hora. Cumplido este tiempo de espera, barnizamos la superficie con un huevo previamente batido con una pequeña proporción de agua, haciendo un barnizado de fácil dispersión.
Llevamos al horno y graduamos a temperaturas entre 150 y 200 ° C en un tiempo aproximado de 45 minutos.
Tras verificar su aroma, contextura y cocción con ayuda de un cuchillo largo o de una espátula que sumergiremos en cada pieza de pan, para confirmar su punto, retiraremos del horno, enfriamos y envolvemos según nuestra vena creativa para el deleite de los comensales.